Lo que debes saber de los pisos en alquiler con opción a compra

Hay una decisión que es muy importante en nuestras vidas: ¿alquilar o comprar una vivienda? Lo que mucha gente desconoce es que también existe la opción del alquiler con opción a compra.

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

El alquiler con opción a compra es una modalidad de contrato en la cual existen dos partes: en una de ellas se establecen todas las cláusulas correspondientes al alquiler de la vivienda y en la otra todos los temas vinculados a la opción de compra.

Este tipo de contrato permite a los inquilinos residir en una vivienda en régimen de alquiler durante la duración de tiempo que se haya acordado en el contrato (actualmente suele ser lo normal que tenga una duración de entre dos y cinco años).

Cuando el tiempo establecido de alquiler ha finalizado, el inquilino tiene derecho a comprar la vivienda por el precio que se haya pactado con el propietario cuando firmaron el contrato. A dicho precio se le tendrán que descontar, parcial o totalmente, las cuotas del alquiler que se le hayan ido pagado hasta ese instante.

Apartados a tener en cuenta en la firma del contrato

Si estás pensando en un alquiler con opción a compra en Alicante, antes de firmar el contrato hay que revisarlo con detenimiento y asegurarnos de que todas las condiciones del acuerdo estén bien establecidas.

Correspondiente al alquiler de la vivienda es primordial detallar la duración en que el inquilino puede permanecer arrendado, el plazo durante el cual el inquilino puede ejercer su derecho de compra, el precio del alquiler mensual y por supuesto quién pagará los gastos de comunidad.

Otro punto muy importante es el de la compraventa: es necesario especificar la voluntad por parte del propietario de vender la vivienda, el precio final de la compraventa y, sobre todo, el porcentaje a descontar (parcial o totalmente) de las cuotas del alquiler en el precio de venta, es decir, no existe una norma que regule si se debe descontar el 100 % del capital aportado, el 50 %, el 25 % u otra cantidad.

Por último, el inquilino tiene que asegurarse de que la vivienda está libre de cargas.

Ventajas del alquiler con opción a compra

– Inversión para el inquilino: las cuotas que paga de alquiler se descontarán cuando se ejecute la compraventa, por lo tanto no es un dinero perdido.

– El alquiler con opción a compra te facultará para ganar tiempo, así podrás ahorrar y poder acceder a un buen préstamo hipotecario sin problemas.

– El inquilino conocerá bien la vivienda, los vecinos y así sabrá si se adapta a lo que está buscando antes de formalizar la compra.

El precio de venta no varía. Normalmente, el precio pactado es invariable, lo cual es una ventaja para el inquilino, ya que no está a merced del mercado inmobiliario.

– Se puede adelantar el momento de compra del inmueble. Por lo general, el propietario no pone impedimentos.

Para el dueño de la vivienda también tiene muchas ventajas: tendrá su vivienda ocupada y generará unos ingresos mensuales, además de obtener beneficios fiscales.

¡No dudes en informarte sobre esta interesante opción al buscar tu nuevo hogar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *