El canon digital, el caos de los comercios

canon digital

El canon digital es una ayuda de carácter equitativo por realizar copias privadas y que beneficia a los creadores del contenido, quienes conservan sus derechos de autor. Este canon recae sobre productos de tecnología que tienen capacidad para realizar copias o de almacenamiento, protegidas por el derecho de autor.

Para que sepas a que nos referimos, hablamos de películas, libros, discos, software, etc. Esta compensación se entrega a todos los autores por haber realizado las copias de sus creaciones.

Aplicación en los comercios y clientes del canon digital

La aplicación del canon digital (en vigor desde el 1 de agosto de 2017) para los comercios y clientes se puede resumir de la siguiente forma:

– Los comercios tienen la obligación de pagar a los proveedores en concepto de canon por los productos artículos en España.

– Ante las sociedades gestoras de los derechos de autor, los comercios están obligados a liquidar el canon si han comprado los productos a un proveedor extranjero.

– La obligación del vendedor es la de facturar al cliente por el canon correspondiente a los artículos. Se debe indicar el importe en la factura y desglosarlo con todos los detalles.

– Si, posteriormente, el cliente revende el producto tecnológico que ya ha sido objeto de canon, serán responsables del pago que corresponda. Es decir, si vendes un disco tendrás las mismas obligaciones que la tienda donde lo has comprado.

En qué productos se aplica el canon digital y en qué cuantías

Como te hemos dicho anteriormente, el canon digital también se aplica el canon a equipos reproductores o de almacenamiento:

– Equipo multifunción con inyección de láser con posible capacidad para imprimir o copiar (5,25 € por equipo).

– Dispositivo monofuncional y que cuente con capacidad para imprimir, copiar o escanear 40 copias / minuto (4,50 € por unidad).

– Disco duro externo o multimedia (6,45 € por unidad).

– Disco duro interno (5,45 € por unidad).

– Dispositivos en los que se reproducen vídeos o música (3,15 € por unidad).

– Teléfonos móviles que reproduzcan música, vídeo o texto (1,10 € por unidad).

– Grabadoras de CD y DVD (0,33 y 1,86 € por unidad).

– CD regrabables y no regrabables (0,08 y 0,10 € por unidad).

– Memorias USB (0,24 € por unidad).

Activación del canon en los productos

El canon digital debe añadirse a la facturación de los artículos mencionados anteriormente. Este canon se programa como un artículo diferente, pero se relaciona con el artículo al que se le carga.

Su activación se realiza en el apartado 'configurar – preferencias – pestaña de facturación' marcando su casilla correspondiente. El artículo tiene un precio de compraventa, al igual que el canon. Como el canon depende del tipo de producto que se compre, hay que crear tantos artículos como importes se tenga. Así conseguirás añadir un artículo sujeto a canon en la línea de detalle, tanto en compras como en ventas. El programa insertará el importe de forma automática.

En resumen, la aplicación del canon digital afecta a productos que permiten la copia privada de los contenidos multimedia. Tiene implicaciones en el comercio y en su facturación que se debe conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *