Debate entre Iglesias y Errejón

Parece ser que durante los últimos meses se han producido ciertas tensiones entre los dos líderes del partido político que surgió del movimiento del 15-M, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. El número uno y el número dos de la formación morada han tenido algunas diferencias en cuanto a qué quieren para el partido y cuál quieren que sea la manera de organizarlo.

Unas diferencias que finalmente se han saldado en la celebración de Vistalegre II y la votación que ha dado a Pablo Iglesias la secretaría general de Podemos. Con el 89 por ciento de los votos, Iglesias obtuvo la victoria frente a Íñigo Errejón, una victoria que le otorga todo el control del partido político. Las diferencias que han incrementado la distancia entre los que fueran en su día amigos y compañeros son varias.

Podríamos resumir la principal como que Errejón opta por medidas más moderadas para tratar de ganar el voto de los desencantados con el partido socialista mientras que Pablo Iglesias muestra una actitud más radical o de ataque a los contrincantes. Por otra parte, Iglesias es más partidario de que la revolución debe estar en las calles, de que los políticos de la formación morada han de ser activistas que luchen contra las injusticias.

En cambio, Íñigo Errejón considera que desde la oposición se pueden conseguir muchas cosas y que hay que empezar a actuar para poder conseguirlas pero a través de medidas más diplomáticas. Para el actual secretario general de Podemos, el partido es la formación política de la clase obrera. Ve en la actual situación una ocasión perfecta para las revueltas sociales, en las que la clase obrera tendrá el papel protagonista y logrará acabar con las injusticias. Sin embargo, para Íñigo Errejón la formación morada es el partido del pueblo. No habla ya de clase obrera sino de un partido en el que todos tienen cabida. Otra de las grandes diferencias entre los dos personajes políticos es el discurso que utilizan.

Pablo Iglesias no suele caracterizarse por un tono discreto, dice las cosas suenen como suenen. Sin embargo, Errejón tiende a ser más diplomático, lo cual no quiere decir que sea más parado pero no dice las cosas de manera tan radical. Y otro de los puntos en los que estos dos políticos no se ponen de acuerdo es en la organización del partido. Mientras que Iglesias quiere concentrar la mayoría del poder en el secretario general, Errejón es más partidario de que se reparta en el Consejo Ciudadano Estatal. Estas diferencias se han saldado con la elección de Iglesias como secretario general y Errejón tendrá que asumir las consecuencias y perder los dos cargos de responsabilidad que ocupaba hasta el momento dentro del partido.

El PP empuja a Rajoy a no esquivar el debate a cuatro

Los altos cargos del PP ya se han puesto manos a la obra para intentar convencer a Rajoy de que en la siguiente campaña para las elecciones, no trate de evitar tal como hizo en las anteriores, el debate a cuatro entre los líderes de los otros tres partidos que cuentan con mayor número de votos, el PSOE, Podemos y Ciudadanos, o lo que es lo mismo, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Tras las malas opiniones recogidas tras el último debate en el que no participó Rajoy, desde la cúpula del PP creen que ahora no debe esquivar esta posibilidad, más aún porque tanto Podemos como Ciudadanos han demostrado que cuentan con un importante número de votos y que ese argumento de que son dos partidos extraparlamentarios ya no les sirve.

Pero lo que llama la atención es que la semana pasada, tras asistir Rajoy a una entrevista en Cadena Ser, para nada aclaró que fuera o no fuera a participar en dicho debate, de hecho comentó lo bien que lo hizo la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en el pasado debate del mes de diciembre.

Los más cercanos al presidente en funciones creen que Mariano Rajoy tomará una decisión poco antes de que llegue el momento, ya que no quiere dar pistas a sus contrincantes. En caso de que no aceptase, desde el PP ya han comenzado a pensar en las posibles alternativas.

Jorge Moragas continuará como director

Lo que sí que ha confirmado Rajoy es que en las próximas elecciones, su jefe de gabinete Jorge Moragas repetirá como director de campaña. Un comité de campaña que por lo visto se reunirá la próxima semana con el objetivo de comenzar a definir tanto la estrategia como los mensajes, una vez hayan estudiado a fondo los datos ofrecidos por la encuesta postelectoral llevada a cabo por el CIS.

Las elecciones se llevarán a cabo de forma oficial el 26 de junio, poco después de comenzar el verano, pero antes hay un largo camino por recorrer. Lo que está claro es que en el seno del PP hay una discusión pública sobre en qué debates participará Rajoy, después de que en la última campaña únicamente aceptase participar en un cara a cara con el líder socialista Pedro Sánchez.

Un asunto que no ha dejado indiferente a nadie en la sede del Partido Popular, más todavía después de que Rajoy comentase en La Ser que “a nadie le apetece realizar debates ya que exigen un gran esfuerzo”. Unas palabras que como es evidente, no hicieron demasiada gracia entre los líderes populares.

A pesar de estas palabras, algunos rostros importantes entre los que se encuentra el propio Moragas, han manifestado frente a los medios que creen que Rajoy en esta ocasión sí que debería enfrentarse a Sánchez, Iglesias y Rivera, aunque por si acaso también se está pensando en otras posibles alternativas. Habrá que esperar a que llegue el momento para salir de dudas.

El Congreso exigirá datos más detallados de intereses de diputados

Finalmente todo parece indicar que finalmente el Congreso exigirá un mayor número de datos con todo de detalle en relación a los intereses obtenidos por los diputados. Al menos eso apunta tras conocer que todos y cada uno de los grupos parlamentarios han dado el sí, aprobando la propuesta que lanzó el Partido Socialista con Pedro Sánchez a la cabeza, en la que exigía la obtención de más datos y más detalles en relación a los intereses, a los ingresos y a las actividades que se llevan a cabo al margen del Congreso.

Así lo ha manifestado la Comisión del Estatuto del Diputado, que llegó a un acuerdo el pasado miércoles para proceder a la apertura del plazo correspondiente para llevar a cabo la modificación de los actuales cuestionarios y formularios que hasta ahora debían rellenar los parlamentarios al tomar posesión.

Y es que según informan la gran mayoría de partidos, esos formularios habían quedado algo obsoletos e invitaban a la conclusión, ya que no incluían algunos datos realmente importantes como pueden ser los ingresos íntegros, los objetos sociales de las empresas de las que recibían ingresos directamente así como que las acciones de las empresas que poseen, que pueden resultar o no determinantes en relación a la administración de dichas sociedades.

Esta propuesta aunque fue lanzada por el Partido Socialista, ha sido asumida en muy poco tiempo por la mayoría del resto de partidos, con el principal objetivo de conseguir o al menos tratar de equiparar la exigencia que se pretende alcanzar con los datos, a la que posee a día de hoy la Administración del Estado.

Porque el sistema que hay actualmente ofrece lugar a confusiones, teniendo la Comisión del Estatuto que pedir constantes aclaraciones a más de un centenar de diputados relacionados, que se dice pronto. Algo similar ya se aprobó anteriormente durante la Presidencia del Gobierno de José Bono.

La idea que han manifestado y que tienen los partidos está ligada a la elaboración de una propuesta con la que el Presidente de la actual Cámara, Patxi López (Partido Socialista), la asuma, la lleve a cabo y la apruebe. Una resolución que incluiría además un plazo estimado que servirá para que los diputados consigan adaptarse a los nuevos datos que se han solicitado.

Gobierno y Congreso tensan el conflicto institucional

 

Parece que en los últimos días el conflicto entre el Gobierno y el Congreso se ha agravado enormemente. Esto ha ocurrido después de que el Ejecutivo no se presentará en la Cámara para comparecer ante la Comisión de Fomento, con la ministra en funciones Ana Pastor así como otros altos cargos del Partido Popular.

A su vez, la mayoría de grupos con la excepción del PP aprobaron en la última junta de portavoces que en el próximo pleno se incluya una sesión para garantizar el control al Ejectuvo, con preguntas directas hacia el actual Presidente en funciones y a sus ministros.

A esta propuesta el PP ha alegado que al tratarse de un Gobierno en funciones, no está obligado a someterse al control del Congreso.

El Parlament convoca el Pleno para votar la independencia

El Parlamento de Cataluña ha convocado para el próximo lunes a las 10 horas de la mañana, a través de su junta de portavoces, el pleno que servirá para que los ciudadanos catalanes puedan votar la particular propuesta de resolución, con la que en caso de obtener un resultado positivo, se comenzaría a realizar el largo camino hacia la independencia de Cataluña.

El Parlament también ha querido lanzar otro texto en el que se pide la celebración de un referéndum con el objetivo de acabar con la incertidumbre actual en relación al futuro de la política en Cataluña.

Ciudadanos no ha tardado demasiado en posicionarse al respecto, y ya ha pedido tanto al PP como al PSC, que se hagan a un lado y no participen en el próximo pleno secesionista que se celebrará en la ciudad condal. Para ello, Albiol ha pedido que se impida que los votos puedan ser secreto en el próximo pleno independenstista. Por otro lado, el partido Junts pel Si ha reconocido que forzará el reglamento con el objetivo de debatir la resolución del 9-N.

En este asunto, el pasado 27 de octubre se firmó la primera resolución por parte de Junts pel Si y la CUP, que fue recurrida por los partidos Ciudadanos, PP y PSC frente al tribunal constitucional. El tribunal no quiso adoptar ningún tipo de las medidas cautelares que fueron reclamadas por los diferentes partidos de Albert Rivera y Xavier García Albiol. Después apareció Catalunya Si que es Pot, la candidatura que pertenece al órgano de Podemos, para realizar la segunda propuesta.

De modo que el debate se iniciará con la particular defensa por parte de los diferentes partidos de las resoluciones que han propuesto. Después el PP tendrá que exponer las diferentes enmiendas presentadas. Una vez los partidos se hayan posicionado, se llevará a cabo la votación. Lluís Corominas, Vicepresidente primero del Parlamento de Cataluña, ha querido informar sobre la votación, y ha reconocido que antes de comenzar, se decidirá si finalmente es una votación secreta o no.

Y es que el reglamento del Parlamento, actualmente permite la votación a través de Internet de un modo secreto, siempre que la reclamen al menos una quinta parte del total de los diputados, así como dos grupos parlamentarios como mínimo. Estos requisitos los cumplen con creces tanto Junts pel Si como la CUP. Aún así, Ciudadanos de la mano de Albert Rivera, ha pedido a PP y PSC que no se presenten a la sesión.

Una vez acabe la votación, tan solo una hora después, a eso de las 17 horas, se prevé que comience la sesión de investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat de Cataluña.

La votación para que Mas pueda ser finalmente investido se llevará a cabo el martes por la tarde casi con total seguridad. Una votación en la que Mas necesitará como mínimo obtener 68 votos. Y todo parece indicar que no alcanzará esa cifra, ya que parece que únicamente recibirá un total de 62 votos por parte de Junts pel Si.

El PP rechaza celebrar una reunión formal sobre la paz con EH Bildu

El PP vasco ha rechazado “llegar al final del camino hacia la paz” rechazando la mano que le tendió EH Bildu este pasado lunes 5 de Octubre. Arantza Quiroga, presidenta del PP ha descartado mantener una relación cordial ya que considera insuficientes los motivos que éstos dan para mantener la paz por ambas partes.

La presidenta ha explicado en San Sebastián el contenido de esta iniciativa parlamentaria que pretende crear, donde los grupos políticos alcancen “un acuerdo compartido” sobre “los principios y valores que deben regir la libertad y la convivencia” en Euskadi.

En todo caso, la presidenta rechaza un encuentro ofrecido el pasado sábado el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, quien un día después extendió su ofrecimiento al resto de formaciones políticas. “El PP no puede arrodillarse a las normas que rigen EH Bildu y sus compañeros, ya que vivimos en un País libre y lucharemos para que la paz sea para todos y no para su grupo de amigos” ha declarado Quiroga.

La dirigente del PP ha pedido al resto de partidos políticos que no malinterpreten los principios recogidos en la moción y que hagan “un esfuerzo de realismo para caminar junto al conjunto de la sociedad vasca y ponernos a su altura” y que se “centren” en el objetivo de este texto que es “la libertad y la convivencia” entre los vascos.

Madrid, no ha querido meterse en este lío ya que según Esperanza Aguirre:”esta guerra afecta a todos pero tenemos que desvincularnos ya que no podemos meternos en problemas ajenos”, no obstante la presidenta del PP de Madrid asegura que “tarde o temprano encontrarán una solución satisfactoria para todo el mundo” y espera que no salpique mucho este tema a las demás comunidades.

Lo único que podemos hacer es esperar a que este revuelto no tenga incidencias perjudiciales al resto de localidades y que la guerra en el país vaco acabe pronto.

1 2