Rodio y Rutenio: Los materiales que triunfan en las joyerías

Pendiente rutenio

En una joya, lo que más sueles buscar, además de un ornamento elegante, es su durabilidad. Cuando nos compramos o regalamos un producto de joyería, queremos que este se convierta en algo memorable, y es por eso que los fabricantes buscan los mejores elementos que consigan dicho fin.

Las mejores joyas contienen los metales más resistentes y preciosos. No solo se pretende alcanzar un excelente brillo que llame la atención al cliente, sino que además se necesita un metal que resista y pueda soporta las inclemencias que nos rodean.

¿Por qué triunfan el rodio y el rutenio en las joyerías?

Su dureza, la buena predisposición frente a otros metales preciosos, como el oro y el platino, además de su belleza y exclusividad, son algunos de los factores por los que los grandes diseñadores han optado por estos metales, hasta considerarlos imprescindibles en la alta joyería.

El rodio y sus características

El rodio es un metal escaso, por lo que ha alcanzado un gran valor en el mercado. Pero son sus extraordinarias características las que hacen de él ser usado de manera imprescindible en joyas de alta gama.

Su capacidad antioxidante, incluso frente a los ambientes más corrosivos, y su impresionante brillo le convierten en un elemento necesario para la joyería.

Pertenece a la familia del platino, lo que le hace ser un excepcional reforzador del paladio y el platino. Su tono blanquecino combina a la perfección con el oro blanco, permitiendo así crear joyas divinas, a los que muy pocos pueden resistirse.

El rodio lo encontramos en anillos, collares y pulseras, entre otras piezas. La elegancia y el glamour son sus máximos adjetivos en el mundo de la joyería.

El rutenio y sus características

No es de extrañar que los creadores de Destellos Mediterranean Jewels diseñen sus joyas con metales como el rodio y el rutenio. Apostar por lo mejor es su máxima, porque saben que sus clientes lo merecen, además de ser lo que buscan.

El rutenio pertenece también a la familia del platino, siendo por tanto un perfecto elemento para usar en joyería, dadas sus características. Su color es gris, siendo su mayor potencial el brillo que desprende.

La dureza de este metal es muy apropiada para evitar la degradación de cualquier pieza, por lo que llega a aplicarse en elementos de computación, otorgándole durabilidad a los mismos.

Suele combinarse con platino y paladio, al igual que el rodio. Su uso se extiende a las distintas joyas que conocemos, aunque especialmente es usado en relojería, proporcionando una alta calidad en las mejores gamas de estos productos.

Con la finalidad de ofrecerte lo mejor, usamos materiales exclusivos en nuestros diseños. Elegancia y buen gusto son las características que buscan nuestros clientes que, al mismo tiempo, desean llevarse un producto único para lucirlo o regalarlo en los momentos especiales.

Una joya ha de durar toda la vida. Es por eso que hacemos imprescindibles metales preciosos como el rodio y el rutenio que, por sí solos, contienen la belleza que todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *