Cuida tu salud frente a la contaminación

La contaminación es mucho más dañina de lo que crees, ya que, además de dañar el medio ambiente, también provoca cambios en nuestro organismo y puede afectar a nuestra salud, causándonos enfermedades e incluso envejecimiento prematuro en nuestra piel.

Existe una estrecha relación entre la contaminación del aire con problemas respiratorios, el deterioro de nuestra piel e incluso puede potenciar determinadas alergias presentes en las personas. Frente a esta situación, podemos cuidarnos y tratar de mejorar nuestra salud siguiendo unos tratamientos.

Cómo afecta la contaminación a nuestra piel y organismo

¿Te has parado a pensar alguna vez cómo influye la contaminación en nuestro cuerpo? Por ejemplo, solemos pensar que con el paso de los años, nuestra piel empeora y se vuelve más frágil y menos tersa, pero realmente esto se intensifica debido a la contaminación a la que estamos expuestos diariamente.

Entre los componentes de la contaminación encontramos partículas tóxicas que se encuentran en el aire que respiramos, como el humo, el polvo, partículas procedentes de industrias, etc. Nuestro cuerpo absorbe a través de la piel y los pulmones, siendo muy perjudiciales para nuestra salud, ya que la contaminación provoca una alteración en el funcionamiento de nuestras células y reduce la capacidad de éstas para regenerarse.

Por otro lado, nuestra piel se enfrenta a los rayos del sol, llamados UV, que generan radicales libres en nuestro organismo que dañan a las células y pueden incrementar el riesgo de sufrir cáncer. Por lo tanto, la contaminación y el sol no solo nos afecta desde fuera, sino también desde dentro de nuestro organismo.

Cómo cuidarnos y proteger nuestra salud

Es importante para nuestra piel que realicemos una limpieza en profundidad dos veces al día y realizarla con productos específicos en función del tipo de piel que tengamos.

También es fundamental que realicemos una exfoliación que elimine las células muertas de nuestra piel, así como una posterior hidratación y protección para evitar sequedad y posibles quemaduras.

La Ozonoterapia, una gran alternativa para cuidarnos

La ozonoterapia es una de las técnicas que nos permite cuidar nuestra salud y sentirnos mejor por dentro y por fuera. El principal componente de esta terapia es el Ozono, un gas presente de manera natural en la atmósfera.

Este gas, mezclado con oxígeno y dosificado, puede conseguir muy buenos resultados en nuestro organismo, ya que actúa estimulando los glóbulos blancos, consiguiendo que nuestras defensas sean más fuertes frente a posibles infecciones e incluso consiguiendo que realicen detecciones de células que puedan causar cáncer. Por ejemplo, el tratamiento de ozonoterapia en NovoSalud se ha convertido en un concepto novedoso siendo uno de los primeros centros en su aplicación.  

Este tratamiento actúa además como un potente antioxidante. Por otro lado, incrementa la liberación de oxígeno que se transporta a las células, por lo que se mejora la circulación de nuestro cuerpo.

Se utiliza, además, para eliminar hongos, bacterias y virus presentes en nuestro organismo y en dolores relacionados con enfermedades degenerativas de las articulaciones. Son numerosos los beneficios e incluso se utiliza en tratamientos de estética como dar luz al rostro o al cabello y para tratar casos de acné.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *