Soluciones recomendadas por especialistas para tratar la disfunción eréctil

Soluciones para la disfuncion erectil

Al buscar soluciones para la disfunción eréctil, debemos remitirnos a las causas que la originan. Es recomendable afrontar el tema con naturalidad y entender que afecta a hombres con muy distintos perfiles. Por eso, dar vueltas a los pensamientos negativos y achacarla a tu edad o falta de virilidad son errores comunes que no debes cometer.

En la mayoría de los casos, esta cuestión tiene una solución fácil, rápida y duradera. Así que ponte manos a la obra para encontrarla cuanto antes y seguir disfrutando plenamente de tu vida sexual.

Opinión médica

El primer paso que deberías dar, si crees que sufres este tipo de dolencia, es acudir a un médico especialista. Visita primero a tu médico de cabecera. Y después podrías tener que pedir cita en el urólogo, cardiólogo o psicólogo, dependiendo de la raíz del problema.

Es importante distinguir entre un problema puntual, que puede ocurrir cuando te encuentras cansado, estresado o enfermo, y una dificultad o imposibilidad continuada de conseguir o mantener una erección duradera y lo suficientemente potente.

Causas psicológicas

Cuando se dice que el órgano sexual más importante es el cerebro, es por algo. Muchos de los factores que causan los problemas de erección tienen un origen psicológico. Entre ellos, destacamos el estrés, la baja autoestima, la ansiedad o la depresión.

Cuando esto ocurre, puedes recurrir a las siguientes soluciones:

– Meditación. Realizar sesiones de meditación, yoga o qi gong; o, simplemente, ejercicios de relajación puede mejorar mucho tu salud sexual. A la cama, aunque sea para dormir, hay que irse con la mente libre de preocupaciones y presiones.

– Terapia. Hay varios tipos de terapias psicológicas enfocadas a la salud sexual que buscan solucionar los problemas de disfunción eréctil, sobre todo, cuando su origen se encuentra en la mente. También se usan de forma complementaria para curar disfunciones de origen orgánico.

Causas fisiológicas

Las razones orgánicas o fisiológicas que originan la disfunción son variadas. Entre ellas, remarcamos: problemas circulatorios o cardíacos, ser diabético, sufrir arteriosclerosis, lesiones en el cerebro o la médula, lesiones de nacimiento en los órganos sexuales, consumo de estupefacientes, alcoholismo, consumo de cigarrillos y otras sustancias nocivas y fracturas de algún tipo que lesionan la zona pélvica e impiden la erección.

Los especialistas médicos podrán darte la solución más adecuada a tu caso particular. Entre las posibles actuaciones, se encuentran las siguientes:

– Sustancias vasoactivas. Se introducen a través de la uretra o se inyectan directamente en el pene y provocan una erección.

– Aparatos de vacío. Son sistemas que succionan la zona afectada y llenan las cavidades de un mayor flujo sanguíneo y oxígeno.

– Prótesis de pene. Son cilindros que se insertan en el pene y aumentan su rigidez, de manera que facilitan la erección.

– Fármacos. Unas de las soluciones más rápidas y efectivas son productos como Viagra, Cialis o Levitra. Funcionan en un porcentaje muy alto de los casos, pero deben ser suministrados bajo supervisión médica.

Prevenir

Evitar la disfunción eréctil y prevenirla exigen un estilo de vida saludable; evitar el tabaco, las bebidas alcohólicas y las sustancias estupefacientes; y primar la hidratación del organismo, el ejercicio físico y una alimentación natural y no procesada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *