La nueva ley de registro de patentes

lb

La Ley 24/2015 de Patentes -en vigor desde el 1 de abril de 2017- introduce en el ordenamiento jurídico español una serie de novedades tendentes a potenciar la seguridad jurídica en el ámbito del derecho de patentes. A la vez, asimila el marco legislativo a los instrumentos internacionales existentes -patente europea y patente internacional (PCT)- y a la legislación de los países de nuestro entorno.

Esta actualización del régimen jurídico de las patentes se anticipaba como necesaria, ya que la antigua databa de 1986 y, aunque había sido modificada en años posteriores, ningún cambio había revestido el calado del que hace gala la actual.

Finalidad de la nueva legislación

La Ley tiene por objeto el refuerzo de la seguridad jurídica, simplificando y agilizando la protección de la innovación. En este sentido, la modificación más importante que afecta al proceso de solicitud y registro de patentes radica en eliminar, en los propios términos de la Ley, el actual sistema opcional "a la carta", en el que resulta posible conceder una patente sin examen previo sobre los requisitos de patentabilidad, estableciendo un procedimiento único que verificará dichos extremos, incrementando, en consecuencia, la fiabilidad. Por otro lado, se anticipa el abono de la tasa para la realización del Informe del Estado de la Técnica al momento de que realices la solicitud, análogamente a las previsiones contenidas en el derecho comunitario.

En cuanto a la regulación de las tasas, la Ley 24/2015 también introduce modificaciones. En concreto, reduce a la mitad la cantidad para satisfacer por los emprendedores, cuando se trate de personas físicas, y por las pymes en la tasa de solicitud, la del Informe del Estado de la Técnica, en la del examen sustantivo, y en la tercera, cuarta y quinta anualidad. Respecto a las Universidades, te contamos que dejan de beneficiarse de la exención contenida en la legislación derogada, aunque, sin embargo, también gozan de la reducción del 50% en las tasas de obtención y mantenimiento de la patente.

Otras modificaciones de la nueva ley de registro de patentes

Otro de los elementos cuyo régimen ha sido alterado por la actualización de la Ley de Patentes es el modelo de utilidad. El legislador, de nuevo, ha elevado los estándares de fiabilidad, incrementando la presunción de validez de los modelos de utilidad, al equiparar el estado de la técnica relevante en los mismos, al exigido para las patentes, a la par que suprime el concepto de novedad relativa.

También constituyen novedades para destacar la existencia de nuevas sustancias patentables -aquellas ya conocidas, pero aportando un uso médico o terapéutico-; la fijación de un canon mínimo y uno máximo para la determinación de los daños y perjuicios en los supuestos de violación del derecho de patente, además de la introducción de indemnizaciones coercitivas para garantizar el cese de la actividad vulneradora; y, por último, la inclusión de nuevos plazos de comunicación entre el empresario y el inventor para informarse mutuamente sobre las invenciones realizadas en el marco de una relación laboral o de servicios, así como la posibilidad de reclamación por parte del empleado de una cantidad razonable, si el empresario explota la invención como secreto industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *