Cada político recibirá de manera gratuita un ordenador nuevo

comprado-ordenadores-nuevos

La vida profesional de un político está repleta de reuniones, citas y desplazamientos a un lado y a otro de la ciudad o del Estado. Con tanto ir y venir, les sería muy complicado poder disponer de los archivos y documentos que, en cada asamblea o convención, son necesarios para cerrar los pertinentes acuerdos.

Sabemos que, para el político, los ordenadores portátiles son una herramienta imprescindible al igual que un martillo para un carpintero, y no es de extrañar entonces que, subvencionados por el Estado, reciban de manera gratuita uno nuevo cada cierto tiempo.

Pero la necesidad de poseer un ordenador portátil, sea cual sea la profesión a la que te dediques, es fundamental en el día a día. Ya sea por razones profesionales o por puro ocio, todos hemos comprado ordenadores nuevos durante estas dos últimas décadas, pero a pesar de estar muy familiarizados con ellos, aún no sabemos, a ciencia cierta, las ventajas que nos proporciona el ordenador portátil.

La importancia de tener un ordenador portátil

No me gustaría parecer que le resto importancia a los ordenadores de sobremesa, pues la potencia de estos y su sistema de refrigeración suelen ser superiores a los de los portátiles. Si tu puesto de trabajo es estático, se desarrolla en un lugar determinado, no hay razón por la que no recomendarte la compra de un ordenador de sobremesa.

Pero los tiempos que vivimos han cambiado, considerablemente, gracias a los avances tecnológicos, y el trajín de cada día implica estar conectado cada momento, tanto profesional como personalmente. Y esta es la principal razón por la que destaca el ordenador portátil, pues su estilo compacto y reducido permite que te lo lleves a cualquier sitio donde vayas; eso sí, siempre y cuando cargues su batería, que suele presentar una autonomía de varias horas.

El ordenador portátil en tu profesión

En un ordenador portátil podrás recibir correos, archivos de textos, facturas, albaranes de entrega o presupuestos, y todo lo tendrás perfectamente estructurado mientras te desplazas de un lugar a otro. Podrás preparar un PowerPoint si te dedicas a la enseñanza o a los negocios, mientras paras a desayunar o a comer resolverás operaciones de cálculo de las ventas realizadas durante o al terminar la jornada, o simplemente, tendrás el privilegio de llevarte tu portátil a un lugar tranquilo o rodeado de naturaleza mientras acabas el último capítulo de tu nueva novela. Y todo ello lo disfrutarás sin el enredo de los cables.

El ordenador portátil en el hogar

Con un ordenador portátil en tu hogar, podrás disfrutar de una película, un concierto de música o, simplemente, leer tus emails desde cualquier rincón de tu casa; algo que no tendrás capacidad de hacer nunca con un ordenador de sobremesa.

La libertad de trasladar el ordenador portátil de una estancia a otra de tu casa permite ese momento de intimidad personal que todos requerimos en situaciones determinadas. Y si tienes hijos, la posibilidad de poder estudiar con el portátil en la tranquilidad de su habitación favorecerá su concentración, al tiempo que escuchas música o ves la televisión en el salón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *