Debate entre Iglesias y Errejón

GRA323  MADRID  01 03 2016 - Los diputados de Podemos Pablo Iglesias  d  e Inigo Errejon  durante la primera jornada de la sesion de investidura del secretario general del PSOE  Pedro Sanchez  esta tarde en el Congreso de los Diputados  EFE JAVIER LIZON

Parece ser que durante los últimos meses se han producido ciertas tensiones entre los dos líderes del partido político que surgió del movimiento del 15-M, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. El número uno y el número dos de la formación morada han tenido algunas diferencias en cuanto a qué quieren para el partido y cuál quieren que sea la manera de organizarlo.

Unas diferencias que finalmente se han saldado en la celebración de Vistalegre II y la votación que ha dado a Pablo Iglesias la secretaría general de Podemos. Con el 89 por ciento de los votos, Iglesias obtuvo la victoria frente a Íñigo Errejón, una victoria que le otorga todo el control del partido político. Las diferencias que han incrementado la distancia entre los que fueran en su día amigos y compañeros son varias.

Podríamos resumir la principal como que Errejón opta por medidas más moderadas para tratar de ganar el voto de los desencantados con el partido socialista mientras que Pablo Iglesias muestra una actitud más radical o de ataque a los contrincantes. Por otra parte, Iglesias es más partidario de que la revolución debe estar en las calles, de que los políticos de la formación morada han de ser activistas que luchen contra las injusticias.

En cambio, Íñigo Errejón considera que desde la oposición se pueden conseguir muchas cosas y que hay que empezar a actuar para poder conseguirlas pero a través de medidas más diplomáticas. Para el actual secretario general de Podemos, el partido es la formación política de la clase obrera. Ve en la actual situación una ocasión perfecta para las revueltas sociales, en las que la clase obrera tendrá el papel protagonista y logrará acabar con las injusticias. Sin embargo, para Íñigo Errejón la formación morada es el partido del pueblo. No habla ya de clase obrera sino de un partido en el que todos tienen cabida. Otra de las grandes diferencias entre los dos personajes políticos es el discurso que utilizan.

Pablo Iglesias no suele caracterizarse por un tono discreto, dice las cosas suenen como suenen. Sin embargo, Errejón tiende a ser más diplomático, lo cual no quiere decir que sea más parado pero no dice las cosas de manera tan radical. Y otro de los puntos en los que estos dos políticos no se ponen de acuerdo es en la organización del partido. Mientras que Iglesias quiere concentrar la mayoría del poder en el secretario general, Errejón es más partidario de que se reparta en el Consejo Ciudadano Estatal. Estas diferencias se han saldado con la elección de Iglesias como secretario general y Errejón tendrá que asumir las consecuencias y perder los dos cargos de responsabilidad que ocupaba hasta el momento dentro del partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *